Artrosis de Cadera

Operacion de Artrosis de Cadera

El dolor y la movilidad pueden empeorar con la artrosis de cadera, aún cuando todos los tratamientos recomendados no quirúrgicos se hayan intentado. Si esto ocurre, el médico puede recomendar la cirugía. Las opciones quirúrgicas incluyen:

La artroscopia. La artroscopia de cadera es un procedimiento mínimamente invasivo y ambulatorio que es relativamente poco común. El médico puede recomendarla si la articulación de la cadera muestra evidencia de cartílago desgarrado o fragmentos sueltos de hueso o cartílago.
La osteotomía. Los candidatos a la osteotomía son los pacientes más jóvenes con artritis temprana, particularmente aquellos con una cavidad de la cadera anormalmente baja (displasia). El procedimiento consiste en cortar y realinear los huesos de la cavidad de la cadera y / o hueso del muslo para disminuir la presión dentro de la articulación. En algunas personas, esto puede retrasar la necesidad de una cirugía de reemplazo de 10 a 20 años.

El reemplazo total de la cadera es un procedimiento común de ortopedia. A medida que la población envejece, se espera que sea aún más común. La cirugía de reemplazo de cadera consiste en quitar la cabeza del hueso del muslo (fémur) y la sustitución del mecanismo de bola y cavidad de la cadera con implantes artificiales. Esto alivia el dolor y mejora la movilidad.

El reemplazo de cadera es una operación mínimamente invasiva que le permite al cirujano realizar el reemplazo de la cadera a través de una o dos pequeñas incisiones. Los pacientes suelen tener menos dolor en comparación con la cirugía tradicional de reemplazo de cadera, y la rehabilitación es más rápida.

La cirugía tradicional de reemplazo de cadera consiste en hacer una incisión de entre 25 a 30 centímetros en el lado de la cadera. Los músculos están separados de la cadera, lo que permite que la cadera se disloque.

Una vez que el conjunto ha sido abierto y se expongan las superficies articulares, el cirujano extrae la bola en la parte superior del hueso del muslo, o fémur. La cavidad de la cadera se prepara mediante la eliminación de cualquier resto del cartílago y parte del hueso que lo rodea. Un implante en forma de copa se prensa en el hueso de la cavidad de la cadera. Puede ser fijado con tornillos. Una superficie lisa de plástico se inserta en el implante de modo que la articulación se pueda mover libremente.

A continuación, se prepara el fémur. Un vástago de metal se coloca en el fémur a una profundidad de aproximadamente 15 centímetros. El implante de tronco se fija con cemento óseo o se implanta sin cemento.

Por otro lado, la cirugía de reemplazo de cadera mínimamente invasiva le permite al cirujano realizar el reemplazo de cadera a través de una o dos incisiones más pequeñas.

Los candidatos a procedimientos de mínima incisión suelen ser más delgados, más jovenes, más saludables y más motivados para tener una recuperación rápida en comparación con los pacientes que se someten a la cirugía tradicional.

Antes de decidirse a realizarse un reemplazo de cadera mínimamente invasiva, obtener una evaluación completa de su cirujano. Hable con él de los riesgos y beneficios.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.artrosisdecadera.net