Artrosis de Cadera Sintomas

La Artrosis de Cadera es mucho más frecuente en personas que tienen familiares que ya sufren este problema. Es importante tener en cuenta las causas de la artrosis para así evitar mayores complicaciones con el desarrollo de esta enfermedad.

Los pacientes que padecen de artrosis de cadera tienen, en ocasiones, problemas para caminar. El diagnóstico puede ser difícil de realizar al principio. Esto se debe a que el dolor puede aparecer en diferentes lugares, incluyendo la ingle, muslos, nalgas, o la rodilla. El dolor puede ser agudo o punzante y también puede ser un dolor débil, y la cadera suele volverse rígida.

¿Qué causa la artrosis de las articulaciones de la cadera? Las causas de la artrosis de cadera son desconocidas. Los factores que pueden contribuir incluyen lesiones en las articulaciones, aumento de la edad y el sobrepeso.

Además, la artrosis de cadera puede a veces ser causada por otros factores:

  • Las articulaciones pueden no haberse formado correctamente.
  • Puede haber defectos genéticos (heredados) en el cartílago.
  • La persona puede haber puesto presión extra en las articulaciones que le afecte, ya sea por el exceso de peso o por medio de actividades que involucran a la cadera.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de cadera? Si usted tiene cualquiera de los siguientes síntomas de la artrosis de cadera, hable con su médico:

  • Rigidez en las articulaciones que se produce a medida que se levanta de la cama
  • Rigidez en las articulaciones después de sentarse por un largo tiempo
  • Cualquier tipo de dolor, hinchazón o sensibilidad en la articulación de la cadera
  • Un sonido o sensación de huesos frotando contra huesos.
  • Incapacidad para mover la cadera para llevar a cabo actividades rutinarias, tales como ponerse los calcetines.

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y su historial médico. No hay un único método para diagnosticar la artrosis de cadera. El diagnóstico depende del análisis de los síntomas, su gravedad y extensión. El profesional tomará en cuenta los movimientos que puede realizar, si se presenta algun tipo de hinchazón o daño en las articulaciones.

Es posible que tenga que realizarse una placa de rayos X sobre la articulación afectada. Una radiografía puede ayudar a mostrar si el espacio normal en sus articulaciones se encuentra reducido porque ha perdido su cartílago protector. También puede mostrar si usted tiene cualquier crecimiento adicional de hueso alrededor de la articulación o cualquier aspereza o engrosamiento de la superficie de la articulación. A veces, la calcificación del cartílago se puede ver en las imágenes de rayos X. Esto tiene lugar cuando el calcio se acumula en una articulación, lo cual es mas común en los pacientes de mayor edad.